En estos momentos, cuando se nos pide que nos quedemos en casa, hay personas que no tienen esa opción. Sin embargo, este caso muestra la solidaridad de compartir lo que tenemos con quienes más lo necesitan.

Es el caso de una familia que gracias a la gestión del Servicio Jesuita a Migrantes, acogió a una pareja migrante que se encontraba hace una semana viviendo en el aeropuerto.

Compartimos esta solidaria historia, en el reportaje de T13.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *