Servicio Jesuita a Migrantes advierte que en la pandemia aún hay familias excluidas, que no saben cómo acceder.

Un total de 398.253 extranjeros forman parte del Registro Social de Hogares, equivalentes a un 2,9% del total que integra este listado, a través del cual se puede acceder a los beneficios del Estado, como por ejemplo el ingreso familiar de emergencia, destinado a sectores vulnerables.

Según un análisis del Servicio Jesuita a Migrantes, la mitad de ellos se ubica en la Región Metropolitana, mientras que el resto vive fundamentalmente en Antofagasta, Tarapacá y Valparaíso.

Las cifras indican que el 60% del total de personas se ubica en el segmento de más bajos ingresos. Además, el 60,6% corresponde a mujeres y 39,4% a hombres.

José Tomás Vicuña, director del Servicio Jesuita a Migrantes, señala que hay extranjeros que aún no son parte de este sistema de beneficios, porque no cumplen con los requisitos, mientras que otros están desinformados respecto de los alcances de este registro. “Ante esto, hay diferentes soluciones, como información en idioma creolé, para que personas de Haití puedan conocer los beneficios”.

Vicuña añade que durante el periodo de pandemia el Servicio Jesuita ha ayudado a 1.300 familias, en 45 comunas del país, con mercadería y con el pago de arriendo, labor en la que también ha colaborado la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC). En paralelo, se implementó la aplicación MigrApp, que da atención por vía remota sobre ayuda humanitaria, empleo, vivienda, salud y educación, y que suma 10 mil consultas durante este semestre.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), hay 1.492.522 extranjeros viviendo en el país.

Héctor Pujols, vocero de la Coordinadora de Migrantes, sostiene que lo que más preocupa son los extranjeros que no tienen cédula por diversas razones, pero que necesitan “ayuda urgente, como cualquier familia”.

Agrega que sería útil que a las personas en este periodo se les reconozca el RUT que usan en los centros de salud -que es de carácter provisorio- o que puedan comprobar que pagan impuestos, lo que fue planteado a la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados.

Municipios

Sobre el registro social, el alcalde de Estación Central y presidente de la Asociación de Municipalidades de Chile, Rodrigo Delgado, admite que se requiere “un trabajo más profundo de difusión para los migrantes, considerando la diversidad y diferencia cultural que hay entre las comunidades”.

Añade que falta información para que ellos “entiendan para qué sirven los programas del Estado y por qué se requiere la aplicación de este instrumento”. Sin embargo, también indica que las municipalidades, a través de sus oficinas migrantes, entregan información e inscriben en el registro a las personas con su cédula de identidad vigente.

Marcos Barraza, exministro de Desarrollo Social y director de Sicología de la U. de Santiago, dice que el gobierno, antes y en medio de la pandemia, “ha tenido una actitud poco receptiva hacia los inmigrantes, quienes deberían acceder al sistema de protección social como cualquier otra persona”. También advierte que se deberían dar “todas las herramientas para poder tener beneficios”, como que haya RUT transitorios que permitan recibir los ingresos de emergencia.

Publicada originalmente en LaTercera.com

Agencia UNO
Foto de Agencia Uno (Extraída de LaTercera.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *