La próxima semana retornarán 180 dominicanos a su país, en el primero de una nueva serie de itinerarios.

Con la llegada del covid-19, cientos de extranjeros han dormido durante semanas en carpas, y aunque algunos han podido volver a sus países, otros aún esperan en albergues con la esperanza de regresar pronto a su tierra de origen.

El gobierno de Bolivia informó el lunes que sus connacionales ya no deben cumplir una cuarentena en Chile y que tampoco se abrirán más lugares de alojamiento. Ya el martes, 360 bolivianos abandonaron el territorio nacional, pero esa misma mañana un grupo de 120 de sus compatriotas llegó al consulado en Santiago para exigir una repatriación.

El director ejecutivo del Instituto Católico Chileno de Migración (Incami), Lauro Bocchi, afirmó que esas personas fueron trasladadas a un hotel sanitario y que aguardan por su retorno a Bolivia.

‘Se les hizo el test PCR y tengo entendido que van a viajar el fin de semana, pero está por confirmarse’, dijo el sacerdote.

Bocchi agregó que el martes llegó un nuevo grupo de extranjeros a la entrada de la sede diplomática, ubicada en Providencia.

‘Les estamos llevando el almuerzo, pero queremos que se resuelva pronto esta situación; ya no podemos mantener más personas durante 14 días en cuarentena’, planteó.

Beatriz Lía (25) es una de los bolivianos que duermen desde el martes afuera del consulado. Vive en Chile desde el año pasado y aseguró que el gobierno paceño les anticipó ayer que volverían a Bolivia el domingo en bus.

‘Mejor sería si nos fuéramos antes, pero no nos queda otra. Tenemos que aguantar acá, porque no se nos consiguió un albergue. Estamos en carpas’, comentó.

Lía sostuvo que hoy les realizarán exámenes PCR a todos los inmigrantes que continúan durmiendo en el sector para poder volver a su país cuando tengan los resultados.

Aporte empresarial

El 22 de junio, 180 colombianos volaron hasta Bogotá en un vuelo financiado por la CCU. Ayer se retomaron dos servicios con la misma ruta, donde viajaron 346 colombianos (176 desde Antofagasta y 170 desde Santiago).

La Embajada de Colombia señaló que ambos aviones incluyeron a connacionales que estaban en albergues, pero también a otros colombianos que querían regresar a su país, porque sus vidas se precarizaron a raíz de la crisis social y la pandemia.

Eder Andrade y su esposa eran dos de los cinco que durmieron durante semanas en el Colegio San Ignacio de El Bosque (Providencia), antes de emprender ayer el retorno.

‘Nos atendieron muy bien, fueron un apoyo muy importante para nosotros’, valoró el extranjero, quien estuvo cinco meses en Chile.

El sacerdote José Tomás Vicuña, director del Servicio Jesuita a Migrantes, confirmó que seguirán vinculados a estas iniciativas y que mantendrán la entrega de comida en los albergues, hasta que los inmigrantes puedan volver a sus países.

Uno de los centros a los que distribuyen alimentos es el Liceo José Victorino Lastarria, donde cerca de 100 venezolanos continúan desde hace un mes esperando una repatriación.

Alejandro Parada es vocero de los inmigrantes en el recinto y aún aguardan una respuesta del gobierno venezolano, ‘con la esperanza de dialogar para poder volar en un vuelo humanitario y de repatriación’.Y advierte: ‘Vamos a esperar a julio a ver qué pasa. Obviamente, ya en agosto se tomarán otros planes y ya veremos qué hacer’.

En total son 295 venezolanos, distribuidos también en los liceos 7 (122), Arturo Alessandri (33) y Juan Pablo Duarte (40).

La Cancillería informó que el próximo lunes saldrá un vuelo a República Dominicana, que repatriará a 180 migrantes, para reactivar una serie de vuelos humanitarios financiados por la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) y con futuros itinerarios a Colombia, Ecuador, Venezuela, Cuba y Haití.

‘Agradecemos la colaboración de los países que, haciendo una excepción, han estado dispuestos a abrir sus fronteras a estos aviones y a sus connacionales’, afirmó el ministro de RR.EE., Teodoro Ribera.

Este primer vuelo volverá con 100 chilenos desde Santo Domingo.

‘La dolorosa situación en que se encuentran tantas familias migrantes nos conmueve y motiva a solidarizar con ellas, y a colaborar con las organizaciones sociales y las autoridades en la realización de estos vuelos humanitarios’, dijo el presidente de la CPC, Juan Sutil, en un comunicado.

Trayecto: El lunes volarán 180 dominicanos a su país, en una serie de vuelos programados por Cancillería y la CPC. 

Publicada originalmente en El Mercurio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *