Tras el cierre del paso fronterizo, decretado el 17 de marzo por el gobierno peruano, cientos de migrantes de diversas nacionalidades quedaron parados en Tacna, Perú. De ahí que nace la figura de los «coyotes», quienes por sumas que varían hasta las 280 mil pesos chilenos, trafican personas migrantes – incluyendo menores de edad – con el fin de ingresar ilegalmente a Chile.

Revisa a continuación la nota de MEGA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *