Esta semana el Senado abordará una de las indicaciones clave de la Ley de Migraciones, la que permitiría la entrega de una visa laboral, para el inmigrante que así lo solicite en el paso fronterizo.

En Chile Vamos y en Gobierno han sostenido que esto sería una mala medida considerando la situación del país, en materia laboral.

Los expertos, en tanto, señalan que Chile tiene derecho a querer regular los flujos migratorios, pero hacen un llamado a encontrar un punto medio para no incentivar el ingreso irregular, al poner requisitos muy exigentes de entrada.

Juan Pablo Ramaciotti, director de Incidencia y Estudios del Servicio Jesuita de Migrantes manifiesta que «el relajar los requisitos para ingresar al país, podría aumentar la cantidad de personas migrantes que ingresen y es legítimo que un Estado quiera tener ciertas facultades para poder incidir en quién ingresa o no al país».

«Por otra parte, el restringir el ingreso o poner requisitos más exigentes, hemos visto que genera mayor cantidad de tráfico de personas. Entonces, cómo ponemos esas dos cosas sobre la mesa, sabiendo que podemos estar o no de acuerdo con los puntos de vistas contrarios», finalizó el director del SJM.

Escucha otras opiniones en la nota de Radio Bio Bio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *