‘Se requiere apoyo monetario para regiones del norte, ya que los municipios locales no pueden asumir una tarea del Estado’, comentó en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados el director del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), José Tomás Vicuña, respecto de la ola migratoria que se registra en la frontera norte y la capacidad para atenderlos una vez que ingresan al país.

Hasta el 31 de agosto pasado, según cifras del Ministerio del Interior se contabilizaban 5.147 ingresos clandestinos a territorio nacional. Las regiones de Arica y Tarapacá registran 1.619 y 779 casos, respectivamente, el 47% del total.

El alcalde de Arica, Gerardo Espíndola (Partido Liberal), llamó al Gobierno a entregar recursos para albergar a estos migrantes ilegales mientras permanecen en el país hasta ser expulsados. La autoridad señaló que, para enfrentar la oleada migratoria, ‘se necesitan recursos nuevos y frescos que no afecten los recursos de la región, como el caso de presupuestos municipales y del Fondo Nacional de Desarrollo Regional’.

En tanto, el alcalde de Calama, Daniel Agusto (RN), sostuvo: ‘Hemos tenido que destinar recursos para albergues, para cuarentenas de extranjeros, apoyo social, también atenciones en el área de salud primaria. y eso no es reembolsable

Nota publicada en El Mercurio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *