En entrevista con ADN, José Tomás Vicuña se refirió a la participación de extranjeros que ya cuentan con los cinco años de residencia para emitir su voto en el país.

Del total de un millón y medio de migrantes, hay casi 380 mil que están habilitados para votar en el plebiscito de este domingo, ya que cumplen con las tres normas fundamentales: ser mayor de 18 años, no tener pena aflictiva y, en el caso de quienes provienen del extranjero, cumplir con los cinco años de residencia en Chile.

El director nacional del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), José Tomás Vicuña, conversó con ADN acerca de la participación que tendrá este sector de la población en este proceso constituyente. Además, la entidad impulsó el programa “Todos participamos”, que brindó charlas de formación de cara a este importante hito.

En esa línea, el sacerdote remarcó que “la Constitución es para los habitantes, no es sólo para los que tienen la nacionalidad chilena“.

“Nosotros vemos que las personas migrantes no están de turistas, están radicadas en el país y muchos se proyectan y sufragar es un derecho que da el propio Estado chileno“, sostuvo Vicuña. “Hemos hablado mucho de los migrantes, de la migración. Hemos escuchado poco, hemos dejado hablar poco a las personas migrantes y el domingo su voz será su voto, que valdrá lo mismo que el de cualquier persona. Y eso para nosotros es también hablar de dignidad, de la humanidad”.

También dio cuenta que persiste la discriminación, sin considerar que la población migrante ha sido pieza fundamental en la emergencia sanitaria. “Son parte del país y muchos lo hemos visto como hacia el lado. En Twitter me escriben a veces ‘por qué votan’. Preguntarse por qué votan también es reconocer esos muros internos que tenemos, por qué siempre los dejamos de lado, si están trabajando“.

“Hay miles de médicos (extranjeros) en esta pandemia, muchas personas fueron repartidores de comida a las casas. No puede haber una utilización de las personas migrantes, sino un reconocimiento a que están acá, a que se proyectan, a que están en nuestros barrios, colegios, empresas y dejar caer esos muros internos de separarlos de los procesos”, subrayó Vicuña.

Además, remarcó que “en las miles de manifestaciones ciudadanas, al menos no vi ningún cartel contra la población migrante. Es más bien algo que han puesto algunos políticos de poner a la población migrante como chivo expiatorio y en ese sentido la población migrante tiene las mismas demandas: justicia, dignidad, derechos”.

Fuente: Radio ADN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *