Este lunes 11 de enero, Valentina Latorre ha asumido oficialmente el cargo de Directora Social del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) en reemplazo de Michelle Víquez, quien optó por dejar sus labores en la Fundación con miras a enfrentar otros desafíos. 

Valentina es profesora de Educación General Básica con mención en inglés de la Pontificia Universidad Católica; durante su periodo estudiantil fue Presidenta del Centro de Estudiantes de Pedagogía el año en 2010 y formó parte del movimiento político Nueva Acción Universitaria, instancia donde se desempeñó como Secretaria General de la Federación de Estudiantes de la UC en el 2012.

Tras egresar de Pedagogía entró a trabajar a la oficina de TECHO-Chile – institución de la que había sido voluntaria desde 2008 – como Directora Regional del Área de Educación en la Región Metropolitana y en 2013 asumió la Dirección Nacional de esta área, cargo en el que se mantuvo hasta que tomó el rol de Directora Social en 2014 y hasta 2017.  Entre 2017 y 2019 realizó el Magíster de Políticas Públicas en la Universidad de Chile y en 2019, Valentina viajó a España a realizar un Máster en Estudios de Género en la Universidad Complutense de Madrid. 

Al asumir su nuevo rol, nuestra Directora Social, comentó que “en el contexto en el que vivimos se hace fundamental entendernos, a nivel país, como un solo Chile, constituido desde una diversidad, que nos enriquece y nos hace mejores […]. En pandemia debemos ser aún más conscientes de la realidad que viven miles de personas migrantes y que como país tenemos un rol fundamental que tomar”.

La llegada de Valentina Latorre viene a reforzar el giro hacia una dirección femenina que, a principios de diciembre, se inició con la llegada de la psicóloga Waleska Ureta a la Dirección Nacional, y de la abogada y académica Macarena Rodríguez al rol de Presidenta del directorio del Servicio Jesuita a Migrantes.

2 respuestas

  1. Felicitaciones , Vale , estupendo que esa temática sea dirigida por una persona íntegra como tú y con tus valores .
    ¡Qué esperanza para esas miles de personas que en muchas partes del mundo son violentadas y atacadas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *