El ministro de Salud, Enrique Paris, aseguró que todos los ciudadanos extranjeros que viven en el país serán parte del proceso de vacunación contra el Covid-19, aunque rechazó la posibilidad de que se habilite un «turismo médico», ante la polémica suscitada por un reportaje de la televisión peruana.

En el balance de esta jornada, Paris dijo que «unos días atrás, un canal extranjero, de un país vecino, anunciaba en forma muy insidiosa y muy negativa, desde mi punto de vista, que Chile habría adquirido 80 millones de dosis de vacunas para estimular la venida de turistas a Chile y que este viaje de turismo estaba asociado a la posibilidad de vacunarse y obviamente a que la gente gastara mucho dinero en Chile».

«Negamos tajantemente esa noticia falsa, le pedimos a ese canal extranjero que aclare esta situación porque es una noticia que confunde a la opinión pública y que además, como repito, es falsa. Nosotros nos oponemos terminantemente al turismo vacuna, como lo hemos llamado, no hay ningún plan para vacunar a los turistas y menos aún que con eso haya una actividad lucrativa», agregó.

El ministro indicó que «vacunaremos a los migrantes, nunca hemos dicho lo contrario, como corresponde hacerlo. ¿Cuándo? Según el calendario que todo el mundo conoce y va a ir conociendo a medida que pasen los días (…) cuando a ellos les corresponda vacunarse, ya sea por edad, por patología, comorbilidad, es decir, igual que todos los compatriotas».

«Es una razón muy importante de salud pública vacunar a todos aquellos que habitan en Chile, sean chilenos o extranjeros, lo dije desde el primer momento, así que quiero despejar esas dudas y darle seguridad a la población, de que los extranjeros serán vacunados igual que los chilenos cuando vayan cumpliendo la etapa dentro del calendario de vacunación», sostuvo.

Previo a las palabras del ministro, desde el Servicio Jesuita a Migrantes, su directora Waleska Ureta dijo que «restringir su aplicación, según el estatuto migratorio, no estaría garantizando los derechos de las personas nacionales ni de las personas migrantes refugiadas y expone a la sociedad en su conjunto, tanto nacional como extranjero. Es una responsabilidad del Estado asegurar también la inmunidad de rebaño».

«La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, así como las organizaciones de la salud, han sostenido la necesidad del acceso universal a las vacunas y de esta forma garantizar la inmunización a gran escala contra el virus», añadió.

Fuente: Radio Cooperativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *