Sumándonos a la preocupación por lo que está pasando en el país en cuanto a la expulsión de personas de distintas nacionalidades –específicamente ciudadanos venezolanos– a quienes se les acusa de haber cometido delitos, cuyos juicios y resoluciones están en entredicho, en nuestro matinal estuvo la directora del Servicio Jesuita a Migrantes, Waleska Ureta.

Como una política impulsada por el gobierno de Sebastián Piñera, referente al control de extranjeros en el país, han ocurrido diversas y polémicas expulsiones de migrantes.La última de ellas se llevó a cabo este domingo, donde salieron del país 53 ciudadanos venezolanos en un vuelo hacia Caracas. Tanto el Servicio Jesuita de Migrantes como la Defensoría de la Niñez criticaron al Ministerio del Interior por la deportación y han acusado irregularidades en el proceso.

Waleska Ureta, directora del Servicio Jesuita a Migrantes, manifestó esta mañana en nuestro programa que “las detenciones de las cuales nosotros tuvimos información, dentro de esas personas detenidas habían padres de familia. No tenemos la lista oficial de las personas que se subieron a ese avión. Lo que sí sabemos, es que de los casos que pesquisamos, habían tres personas (que fueron deportados) que tenían temas con hijos”.

El Servicio Jesuita de Migrantes denunció que parte de los afectados no tuvo el debido proceso para la expulsión, que no fueron notificados y además que los recursos de amparo que presentaron en favor de estas personas no pudieron ser vistos, porque las Cortes no sesionan los fines de semana.

Fuente: La Voz de los que sobran

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *