«Se nos pide terminar con las expulsiones, y la verdad que eso sería renunciar a cumplir la ley en Chile. Nuestra ley migratoria, hoy la ley vigente”, dijo el subsecretario del Interior tras el emplazamiento de Human Rights Watch para terminar con las expulsiones de migrantes venezolanos del país, una respuesta que fue cuestionada desde la ONG.

José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la división de las Américas de Human Rights Watch (HRW), respondió al subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, quien este jueves sostuvo que terminar con las deportaciones de migrantes venezolanos “sería renunciar a cumplir la ley en Chile”.

“Se nos pide terminar con las expulsiones, y la verdad que eso sería renunciar a cumplir la ley en Chile. Nuestra ley migratoria, hoy día la ley vigente”, dijo el funcionario de La Moneda.

Galli complementó sus declaraciones asegurando que también es importante acoger la normativa que pronto estará operativa. “La ley nueva, que va a entrar vigencia dentro de poco tiempo. Establece la expulsión como un resultado de graves infracciones migratorias en nuestro país”, sostuvo.

Por su parte, Vivanco a través de su cuenta de Twitter sostuvo que “el subsecretario Galli no ha leído correctamente nuestro informe sobre deportaciones de Chile”.

“No estamos pidiendo terminar con las deportaciones de extranjeros de Chile, sobre todo en el caso de condenados por un delito, como prevé la legislación. Pedimos terminar con las deportaciones sumarias que violan el debido proceso”, agregó.

Asimismo, Vivanco detalló que algunas violaciones al debido proceso que se consignan en el informe son: Autodenuncias usadas como la principal prueba para deportar; No se examinan circunstancias individuales en cada caso; Órdenes de expulsión tienen un lenguaje idéntico; Deportaciones en fines de semana, lo cual limita los recursos judiciales; Separación de familias.

Adicionalmente, el representante de HRW argumentó que “la Corte Suprema y numerosas cortes de apelaciones chilenas e instancias de la ONU, como ACNUR, OIM, UNICEF y el Relator sobre los DDHH de los Migrantes, también han criticado estos procedimientos”.

“Además, ayer el Senado chileno solicitó al Presidente Piñera instruir al ministro del Interior a ‘detener las expulsiones masivas que han sido cuestionadas a nivel internacional y promover el debido proceso en esta materia’”, complementó.

Finalmente, Vivanco valoró “que el subsecretario Galli dijera que ‘si hay que corregir, lo haremos’. Hay que corregir. Estamos a disposición para dialogar con las autoridades para impulsar políticas públicas que cumplan con el derecho internacional de los derechos humanos en temas migratorios”, aseguró.

Fuente: El Desconcierto / Agencia Uno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *