A fines de julio pasado, los 19 niñas y niños de entre 8 y 12 años, dieron por cerrada esta experiencia en que compartieron sus historias de vida y procesos migratorios en un espacio seguro, cuidado y respetuoso.  

Exploradores, iniciativa estrenada en mayo pasado, se desarrolló de forma online a través de un encuentro semanal en que los participantes se dividieron en cuatro grupo más pequeños, a ello se sumó un encuentro quincenal presencial, dónde todos ellos y ellas pudieron reforzar conceptos como identidad, familia, territorio, mientras se afianzaban sus lazos de amistad. 

«Esta experiencia fue muy importante para mí porque me pude expresar sin miedo y sin todas las reglas que hay en las escuelas. Me sentí libre de ser quien soy y feliz de conocer a mis nuevos amigos», dijo Michelle, de 11 años, que viene de Venezuela.   

Para la responsable del Área de Educación en SJM Antofagasta, Claudia León,  «el proyecto piloto de Exploradores resultó ser muy enriquecedor, no sólo en cuanto al encuentro y espacios de diálogo generados entre niños y niñas migrantes, sino en cuanto a la validación de los procesos de aprendizajes desde el juego y el arte. Los y las niñas se sintieron muy cómodos y valoraron mucho el aprender en un espacio divertido y con pares, que viven en su día a día la diversidad cultural. Hay que destacar además que este proyecto nos permitió realizar un trabajo conjunto entre las áreas Social y de Educación, desarrollando un labor integral con las familias de los niñas y niños».  

Exploradores superó el desafío de la pandemia, al generar relaciones significativas para cada uno de los niños, niñas y adolescentes que participaron, tras este buen resultado el equipo del SJM de Antofagasta tiene confianza en replicar la experiencia en el 2022.

Para el desarrollo de las actividades contamos con la colaboración de cuatro voluntarias y cuatro estudiantes de Psicología y Trabajo Social de las universidades de Antofagasta, Católica del Norte y CEDUC, quienes realizan su práctica profesional con nosotros.  

«La experiencia de ser mediador dentro del proyecto Exploradores fue estimulante frente al trabajo con las habilidades sociales, además de revelador en relación a las vivencias de las familias, y en especial de los niños, niñas y jóvenes participantes. El proyecto nos otorgó la oportunidad de poder aportar al desarrollo socioemocional de los y las niñas y su entorno familiar, además de enriquecernos a nosotros mismos como seres humanos, a través de la capacidad de empatizar con la vivencia migrante», comentó Juan Álvarez, practicante CEDUC.   

Exploradores se enmarca en el programa Niñez Migrante Protegida que el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) desarrolla junto a la Subsecretaría de la Niñez, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social.

Lee también:
– Proyecto de SJM y Subsecretaria de la Niñez: Los Exploradores comienzan sus aventuras en Antofagasta

Fuente: SJM Antofagasta.
Foto: SJM Antofagasta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *