Según el Servicio jesuita a Migrantes, buscarían mejores condiciones de vida en otros países de la región.

Entre los hitos 7 al 11 de la frontera con Perú, es decir entre la línea del ferrocarril que une Arica (Chile) y Tacna (Perú) y el complejo fronterizo Chacalluta, según los últimos reportes policiales, se ha concentrado en el mes de agosto un alto flujo de ciudadanos extranjeros, en su gran mayoría haitianos, que habían migrado a Chile, pero que ahora decidieron usar pasos fronterizos no habilitados para salir del país y buscar nuevas oportunidades en otros países de la región.

Se trata de un flujo que incluye extensos trayectos a pie, generalmente de noche, que realizan grupos organizados de adultos y menores de edad. Su cantidad varía entre menos de 10 personas hasta más de medio centenar. En menor cantidad, también han sido detectados venezolanos y colombianos.

Algunos consiguen su objetivo de cruzar hacia Perú, donde han sido interceptados por la policía de ese país. También ha habido casos de personas que han llegado a Tacna, a 40 kilómetros al norte de la frontera. Otros, en cambio, han sido descubiertos por patrullas en plena frontera y obligados a devolverse a Chile.

La presencia de esos extranjeros ha sido constatada por organizaciones de ayuda a migrantes. Javiera Cerda, directora del Servicio jesuita a Migrantes (SJM) en la Región de Arica y Parinacota, explicó que ‘hemos observado la existencia de un flujo de personas, sobre todo haitianas, que dejan el país. Incluso se han visto vuelos que llegan desde Santiago con ellos hasta esta ciudad y desde allí optan por reunirse en el terminal (de buses), tal vez como punto de encuentro, previo a su partida por un paso no habilitado. Lo que hemos sabido es que estas personas no tienen como meta volver a Haití, sino que buscar suerte en otros países del continente y, principalmente, Estados Unidos’.

‘Las personas migrantes de origen haitiano enfrentan dificultades y trámites que complican su ingreso por la vía regular e inserción social en Chile, incluso mayores que en otros países. Requieren de una visa consular o de reunificación familiar para ingresar como turistas, o papeles de difícil acceso en Haití para optar a un permiso de residencia‘, agrega.

Fuente. El Mercurio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *