CRISIS. Según datos de Carabineros en lo que va del año se registran 107 procedimientos por esta causa en Macrozona Norte; 31 de estos casos han ocurrido en Antofagasta.

La nueva muerte de una migrante reportada ayer en el poblado de Colchane, en la vecina Región de Tarapacá, elevó a 19 las víctimas fatales de extranjeros ocurridas en este pequeño poblado fronterizo con Bolivia. Una nueva muestra de la crisis migratoria en la frontera norte que ocurre en medio del sostenido aumento de «coyotes» en sectores limítrofes, sujetos que guían a caravanas de marchantes por pasos no habilitados a cambio de dinero.

De acuerdo a datos de Carabineros, entre enero y septiembre pasado la entidad registra 107 procedimientos policiales por tráficos de migrantes a nivel país. Estos operativos se distribuyen entre las regiones de Tarapacá (58 casos), Antofagasta (31) y Arica y Parinacota (15).

El registro evidencia una notoria alza en comparación a los 40 procedimientos por tráfico de migrantes que registraba Carabineros a nivel país entre enero y julio pasado.

Patricia Rojas, representante del colectivo venezolano en el país, califica como un negocio criminal de bandas dedicadas al tráfico de migrantes en sectores fronterizos. «Desde que se inició la pandemia y con las visas consulares más estrictas, se está lucrando con el movimiento de personas venezolanas y la necesidad de salir de Venezuela. Lo que sí saludamos, es que las autoridades le están poniendo atención a este tema, lo que no habíamos visto. Nos parece un buen indicio para desmantelara estas organizaciones criminales que son además interregionales», comenta.

«Es un proceso muy doloroso. Las personas que salen de Venezuela, principalmente en el período reciente, son personas que salen sin nada, sin ningún tipo de recursos, y los pocos recursos que tienen los han invertido precisamente en pagarles a estas mafias con la esperanza de llegar a destino de una manera segura. Además, mientras más se ataca a estas mafias, más costoso se vuelve el servicio, por llamarle de alguna manera. Antes veíamos que una persona podía pagar US$250 y con eso llegaba hasta la frontera de Chile con Bolivia, pero ahora sabemos que personas pagan hasta US$ 800, incluso hasta US$1.000, y los dejan tirados en la frontera», agrega Rojas.

PRESIÓN EN OLLAGÜE

En la Región de Antofagasta según datos de Carabineros, de los 31 procedimientos por tráfico de migrantes 27 se han registrado en sectores próximos a San Pedro de Atacama. Hoy en la región el principal ingreso de caravanas de extranjeros ocurre por el paso no habilitado próximo al salar de Ollagüe en San Pedro de Atacama. El alcalde de la comuna, Humberto Flores (Ind), ha expresado su inquietud por los eventuales atascos de migrantes que podrían generarse en el poblado (287 habitantes) debido al cierre de una de las dos residencias sanitarias en Calama.

«La situación migratoria en Ollagüe es muy compleja. Todas las semanas están entrando migrantes: niños, adultos, de la tercera edad. La Seremi de Salud está bajando solamente (en vehículo a Calama) a los casos con test de antígenos positivos de covid. Por lo tanto, ya se está generando un problema porque el resto queda varado acá en la comuna, y no tenemos dependencias ni infraestructura para alojarlos», dijo.

«Eso nos complica, porque debemos gestionar un recinto para que puedan alojar al menos un día o dos días», agrega Flores. Esta semana desde la Seremi de Salud de Antofagasta reportaron seis casos positivos de covid-19 en el poblado, que correspondieron a extranjeros en condición migratoria irregular.

INGRESOS PARCIALIZADOS

Según el teniente de Carabineros, Manuel Díaz Becerra, jefe de la tenencia fronteriza (f) de Ollagüe, se mantiene un «ingreso parcializado» de extranjeros al poblado. «El último ingreso ocurrió el sábado pasado, fueron 33 personas. Mayoritariamente son mujeres y niños, entre un 70%a 80%,y son casi en su totalidad venezolanos. Los buses bolivianos dejan a los extranjeros a cinco kilómetros de la frontera y desde ahí caminan hacia Chile», afirma el oficial de Carabineros.

«Hasta el momento son derivados a las residencias sanitarias solo los casos covid positivos y los contactos estrechos de los familiares. El resto queda en libertad de acción en cierto modo, y bajan principalmente en el bus del pueblo, que lo hace cada dos días (…) Hasta el momento los migran-tes han quedado en el poblado de un día para otro», agrega Díaz Becerra, quien detalla que el bus del municipio destinado a la población local (15 cupos) traslada a grupos de migrantes en caso de haber cupos. Desde inicios de año, según datos de la tenencia (f) de Ollagüe han ingresado unos 750 migrantes al poblado por el paso no habilitado próximo a la localidad.

NUEVA VÍCTIMA

El capellán del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Cristian del Campo Si, lamentó el fallecimiento de una nueva víctima en Colchane, que correspondió al caso de una mujer de unos 50 años que no portaba identificación, y cuyo cuerpo carabineros descubrieron en horas de la madrugada de este martes. «Como SJM queremos expresar nuestra profunda pena por el fallecimiento de esta mujer descubierto hoy (ayer) en Colchane. No conocemos su identidad, pero ciertamente es una persona que, como tantos otras mujeres, hombres y niños, vienen escapando de una situación muy desesperada de pobreza e inseguridad», explicó.

Citas destacadas
«La situación migratoria en Ollagüe es muy compleja. Todas las semanas están entrando migrantes: niños, adultos, de la tercera edad».
Humberto Flores Alcalde de Ollagüe

«Desde que se inició la pandemia y con las visas consulares más estrictas, se está lucrando con el movimiento de personas venezolanas».
Patricia Rojas Colectividad venezolana

Foto: Cedida a El Mercurio de Calama.
Fuente: El Mercurio de Calama / Claudio Cerda Santander-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *