Capítulo XXX

urabitur justo magna, imperdiet vel sem id, ultrices varius orci.

Haga clic en el botón editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit elit, luctus nec ullamcorper mattis, dapibus leo pulvinar.

PROTAGONISTAS

orem Ipsum has been the industry’s standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown

Alejandra
Ruiz Pinzón (45 años)

Alejandra llegó hace casi una década a Chile, junto a su ex marido y su hija, desde Colombia. Pese a que su profesión es administradora de empresas, su hobbie y talento está por el lado del canto. Ha desarrollado una carrera como integrante de conjuntos y coros de diversos estilos. Hoy cuenta orgullosa que, tras la pandemia, se reconectó por zoom con compañeros de un coro, repartidos por el mundo, y ya están afinando el lanzamiento de dos temas inéditos.

Además ella se ha embarcado con energía en la búsqueda de una buena oportunidad laboral en nuestro país o incluso en su Colombia natal.

Alejandra comenta que participar en La Mesa de Todos, “fue un privilegio, pues pude conocer de manera deliciosa distintas experiencias de migración, a través de personas que han vivido procesos parecidos al mío. Creo que logramos compartir lo bonito, pero también lo difícil que puede llegar a ser la migración”.

Diego
Jazanovich (46 años)

Diego es ciudadano británico, pero nació en Buenos Aires y vivió su infancia y adolescencia en Madrid. Se formó y desarrolló su vida en Londres donde trabajaba como dentista. Pero en un viaje a Chile en 2011 conoció a su actual pareja y decidió migrar en 2013 para iniciar una nueva vida. Sin embargo, se encontró con múltiples barreras para ejercer, por lo que creó la fundación El Paciente Inglés para ayudar a otras personas migrantes a revalidar sus títulos extranjeros y generar cambios al sistema.

Hoy vive en Santiago con su esposo y además de ser docente universitario, dirige la Oficina de Educación de la Facultad de Odontología en la Universidad Finis Terrae.

“La oportunidad de sumarme a La Mesa de Todos ha sido una experiencia única y enriquecedora, a través de las preparaciones que realizamos, pudimos compartir y aprender de personas de distintos lugares y confirmamos que enfrentamos desafíos sumamente similares”, sentencia Diego.

Jafet
Morales (36 años)

Nacido en El Salvador, Jafet vive en Chile desde 2016, cuando llegó para desempeñarse como Director de Finanzas en la oficina internacional de la ONG Techo, en Santiago. Un año y medio después viajó a su país para casarse y regresar a Chile. Hace ya tres años  inició, junto a su esposa, un emprendimiento de comida típica de su país.

La labor social sigue presente en la vida de Jafet. También trabaja en un proyecto llamado Locales Conectados, de la Fundación Urbanismo Social, en el que a través de una aplicación posibilita que las personas canjeen alimentos en negocios de sus barrios, ayudando a quienes se han visto más afectados por la pandemia del Covid-19.

“Me gustó mucho la dinámica de la campaña y conocer a personas que también han tenido la vivencia de trasladarse a lugares lejanos. Más allá del origen, fue bonito ver que compartimos los mismos sentimientos como extrañar a la familia o buscar insertarnos”, señaló Morales, sobre La Mesa de Todos.

Peterson
Joseph (29 años)

Joseph llegó desde Haití hace cuatro años. En su país fue un alumno destacado y se ganó una beca para estudiar ciencias económicas en la universidad estatal. Sin embargo, su sueño era estudiar medicina. Su padre notó su potencial y le recomendó venirse a Chile para encontrar más oportunidades.

Ya en el país él decidió seguir una carrera en el área de la salud. Tras estudiar y trabajar, logró titularse este año como técnico en enfermería en el Instituto AIEP, cuestión que lo tiene muy satisfecho.

Joseph espera que Chile sea un país más abierto a quienes llegan, por eso se declaró “muy agradecido de haber participado en la La Mesa de Todos, porque fue muy bonito conocer de cerca a gente de otras culturas con sus historias y gustos. Uno se asusta cuando no conoce los lugares y a las personas; pero ahora, yo por ejemplo, ya no me complicaré si voy a Perú o Venezuela, porque ya sé cómo son ellos, qué les gusta, qué se come allá”.

Marta
Brito (66 años)

Marta es chilena, pero vivió por 20 años en Alemania, etapa en la que también tuvo pasos por India, Italia y otros países.

Se define como apasionada por la ecología y el cuidado del medio ambiente. Además de ser de profesión diseñadora gráfica, es coach y especialista en duelo y rituales. Con estos conocimientos creó unos juegos de comunicación para recuperar «la magia de conversar” disponibles en cinco idiomas (www.martybrito.cl).

Marta se casó con un alemán con quien tuvo tres hijos. Hoy ha sumado además a cuatro nietos. Sobre La Mesa de Todos, ella señala que “me pareció muy interesante y rico conocer las distintas realidades de los participantes. Creo que iniciativas como esta campaña son importantes, ya que nos permiten acercarnos, tolerarnos y comprendernos. A los chilenos les hace falta sensibilizarse más, aprender a acoger al distinto, ser más curiosos, abrirse a realidades nuevas”.

 

Mitzi
Alarcón (40 años)

Aunque nació en Chile, Mitzi se crió a partir de la década de los 90 en San Francisco (EE.UU) debido al trabajo de su madre. Con poco más de 20 años terminó de estudiar Administración de Negocios en EE.UU, donde conoció a su marido y decidió regresar a Chile. Hoy vive en Santiago con su esposo e hijo y ha dado clases de inglés en la Escuela de idiomas del Ejército de Chile. Actualmente sigue ligada al ejército y a la Escuela Militar, pues es teniente de reserva.

La campaña La Mesa de Todos, y su participación, es vista por Mitzi como “una vivencia muy enriquecedora. Siento que conocer a gente de otras culturas, nos lleva a entender que tenemos muchas cosas en común como inquietudes, alegrías e incluso penas”. 

Y echando mano a los recuerdos de la crianza multicultural que pudo experimentar, añade que “otra cosa llamativa para todos, fue que vimos cómo cocinamos platos con los mismos productos, pero llamándolos de distintas maneras”.

Soledad
Musaja (44 años)

Hace más de 15 años que Soledad llegó a Chile desde su Perú natal. Es la presidenta de la Organización Arica sin Fronteras y Consejera Regional de cultura, artes y patrimonio migrantes; además ayuda a personas migrantes, entregándoles apoyo para cubrir sus necesidades básicas, orientación y contactos para resolver problemas. Recientemente fue reconocida como una de las 100 mujeres líderes por El Mercurio y Mujeres Empresarias.

Esta madre de cuatro hijos y dueña de casa, se ha dedicado a coordinar la entrega de canastas de alimentos para sus connacionales más afectados por la pandemia en la zona norte.

Soledad asegura que «fue muy grato sumarme a esta campaña. A través de la gastronomía nos conectamos y sorprendimos porque nos transportamos a la infancia con lindos recuerdos, que nos emocionaron mucho a varios. Además vimos cómo cada uno de nosotros, como migrantes, tenemos algo que aportar a esta sociedad que nos ha recibido, para que nos conozcan y vean que somos gente común y corriente».

Ynesmar
Salas (46 años )

Nació en Venezuela y en 2017 llegó a vivir a Puerto Montt junto a sus dos hijos y esposo. Para hacer frente a la pandemia y a su llegada al sur de Chile, junto a su familia se centraron en los deportes: su esposo compite en triatlones, su hijo nada como parte de la selección de su colegio y ella junto a su hija practican yoga y zumba.

Ynesmar es química farmacéutica y su esposo es médico, especialista en diabetes. Ambos han visto de cerca la pandemia, ella desde la farmacia en la que labora, y él por su rol en primera línea atendiendo pacientes con Covid-19 positivo.

Para Ynesmar la experiencia vivida en La Mesa de Todos, “ha sido inolvidable, el grupo que se creó es muy acogedor y abierto. Todos coincidimos en querer aportar a esta sociedad que nos ha recibido y facilitar que, a través de oportunidades como esta campaña, se genere una mayor apertura, aceptación e inclusión para los migrantes”.

Priscilla
Riveros (chef)

Priscilla nació en Santiago, pero de niña vivió tres años en Arica y luego se trasladó a Viña del Mar. Más tarde estudió Gastronomía, gracias al aliento de su papá, quien siempre la veía en la cocina, haciendo cosas dulces para vender en el colegio.  Ha trabajado en hoteles como chef pastelera.

Se casó hace 10 años y debido a que se concentró en la crianza de sus dos hijos, se alejó de su profesión. Sin embargo, pudo dedicarse a su otra pasión, que es el café. Priscilla se formó como barista, gracias a amigos colombianos y a partir de ello, ha trabajado en cafeterías, mezclando esto con su otra pasión culinaria que sigue siendo la pastelería.

Participar en La Mesa de Todos, le permitió a Priscila “conocer gente nueva y sus diversas realidades. Siento que tanto ellos como yo, más allá de las distancias de nuestros viajes, hemos enfrentado los mismos problemas de inserción, porque al final todos somos iguales. Eso nos acercó mucho”.

Empresas que apoyan la campaña

Agradecemos la colaboración de Fundación Luksic y de todas las empresas que nos permiten promover
la inclusión social de los migrantes en Chile.

Ayuda a SJM

orem Ipsum has been the industry’s standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown