La mayoría no cuenta con acceso agua potable para mantener las medidas sanitarias.


Las personas en situación de calle se encuentran en un momento especialmente vulnerable por la pandemia. Por su condición este grupo de gente que ha ido en aumento en los últimos meses, se ha visto expuesta a enfrentar la contingencia muchas veces sin poder acceder a las medidas sanitarias básicas para combatir el virus, como son el lavado de manos o realizar cuarentena en casa.

Si bien desde el gobierno han implementado algunos planes de apoyo para las personas en situación de calle, la realidad es que no todos pueden acceder a estos programas (su cobertura es limitada), así como también hay quienes no lo hacen por estar habituados a una vida en la calle.
Solidaridad

En esa línea, hoy son varias las organizaciones civiles y agrupaciones sociales que, pese a las restricciones sanitarias, siguen ayudando a este sector vulnerable de la población. Según el Registro Social de Hogares, en la región viven más de 770 personas en situación de calle.

«En estos momentos de pandemia es cuando más nos necesitan. El principal problema que tiene hoy la gente en situación de calle es la falta de condiciones para mantener las medidas sanitarias. Dónde se bañan, cómo mantienen sus manos aseadas si no tienen donde hacerlo», explicó Lily Navarro, fundadora de Corazones Unidos Antofagasta, agrupación social que trabaja desde 2018 con gente en condición de calle, llevándoles alimentación, contención emocional, peluquería, vestimenta y atención médica.

Navarro agrega que las personas en esta situación son un colectivo particularmente de riesgo, ya que la mayoría de ellos presenta problemas de salud preexistentes que no han sido diagnosticados, una situación que se podría agravar aún más en el caso de que uno de ellos se contagie con el virus.

Por lo mismo, hace ya un mes la agrupación decidió arrendar una casa y la habilitó como comedor abierto para gente en situación de calle, en donde además de recibir alimentos, los usuarios tienen la posibilidad de acceder a servicios higiénicos, ropa limpia y atención médica.

«Ellos pueden venir todos los días a buscar su almuerzo, bañarse y lavar su ropa. La idea es tratar de enseñarles que siempre anden limpios, que se cambien la ropa y que mantengan dentro de los posibles las medidas sanitarias», detalló Lily.

Corazones Solidarios es otra de las agrupaciones sociales que apoya a gente en situación de calle en medio de la pandemia. A través de los operativos de ayuda que realizan semanalmente han podido evidenciar el impacto que ha tenido la emergencia sanitaria en estas personas, especialmente, en las etapas de cuarentena.

«Ellos viven el día a día. No les importa lo que les pueda pasar porque siempre se han sentido solos, aislados y más desprotegidos que nunca. Nosotros tratamos de llegar con la mayor ayuda posible entregándoles comida y ropa pero nunca es suficiente», enfatizó Jaqueline Díaz, miembro de la agrupación.
Inmigrantes

Un fenómeno que también se ha evidenciado durante estos meses de pandemia es el aumento de familias inmigrantes viviendo en situación de calle. En ese sentido, la directora regional del Servicio Jesuita al Migrante (SJM), Lizza Aravena, planteó como una necesidad urgente aumentar los esfuerzos para ir en ayuda de estos grupos vulnerables.

«Sin duda que tener familias viviendo en la calle es un riesgo tanto para ellos como para las personas que transitan, ya que no lo hacen en las mejores condiciones, no cuentan con agua potable para el lavado de manos, no tienen mascarillas, lo que claramente implica una mayor posibilidad de contagio«, comentó.

La asistente social agregó que «aquí es clave saber cuántas personas viven en situación de calle para así poder generar alternativas de ayuda. Es necesario un esfuerzo colectivo a nivel de municipio y gobierno regional para hacer un diagnóstico de la realidad que están viviendo muchas familias en situación de calle. Llevamos años viendo cómo ha ido en aumento el número de personas en esta condición y sin ninguna solución», agregó.

«El principal problema que tiene hoy la gente en situación de calle es la falta de condiciones para mantener las medidas sanitarias».

Lily Navarro, Corazones Unidos Antofagasta

Fuente: El Mercurio Antofagasta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *