SANTIAGO (26 de marzo de 2021) – El 24 de marzo, el Representante para América del Sur de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Jan Jarab, se reunió con representantes del Servicio Jesuita a Migrantes – Chile (SJM), encabezados por su Directora Nacional, Waleska Ureta, para abordar la situación de personas migrantes y refugiadas en el país.

En la reunión, las y los representantes del SJM informaron sobre las consecuencias que ha generado el cierre de fronteras en Chile a personas migrantes y refugiadas, en su mayoría venezolanas. Asimismo, profundizaron sobre las expulsiones por decisión de la autoridad administrativa ocurridas en febrero pasado, detallando la forma en que se realizaron estos procedimientos.

Al respecto, se analizaron las recientes decisiones de la Corte Suprema en esta materia en el marco de acciones de amparo, donde también destacan varias sentencias dictadas a inicios de marzo donde el máximo tribunal confirmó las decisiones de la Corte de Apelaciones de Iquique, dejando sin efecto las actas de expulsión emitidas por la Intendencia de Tarapacá.

Por su lado, el Representante del ACNUDH valoró el trabajo del SJM en materia de protección de los derechos humanos de personas migrantes y refugiadas, y expresó su preocupación por los hechos descritos en la reunión.

Además, Jarab destacó la importancia que los Estados implementen de manera efectiva procedimientos para identificar a las personas que tienen necesidades de protección.

Fuente: ACNUDH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *